viernes, 18 de febrero de 2011

Ritual de apareamiento en la agencia.

No sé si les he contado de Bubu, la musa de la agencia, fuente de inspiración de todo el departamento digital...

Resulta que él, contrario a lo que piensan, no es humano como todos los que trabajamos en Ogilvy, no, su caso es único. Él es una de las pocas aves que han 'surfeado' las estrictas leyes que prohiben la explotación animal.

Este buhito diseñador dejó el bosque para venir a triunfar en la ciudad, y en su búsqueda, este 14 de febrero conoció el amor, el verdadero. A continuación, les tenemos, en exclusiva, las pruebas de esta bella y romántica historia.

Aquí se ve como Bubu estaba desayunando, como todos los días, su comida para ave. Una rica mezcla de semillas y granos para ser un búho saludable, cosa que llamó la atención de esta bella pajarita:


Ella no lo dudó y decidió acercarse. Se observa claramente, como esta exótica pájara comenzó a volar en círculos sobre el ave que ha elegido como su pareja, en este caso, nuestro búho-amigo, iniciando el acto de cortejo:


Bubu reconoció la señales de cortejo de la pajarita y respondió favorablemente:


El ritual de apareamiento ha comenzado...



1 comentario:

  1. jajaja increíble documento, la posteridad le dará más valor.

    ResponderEliminar